img_20170114_225215803

Drac Pack es un viaje musical y performativo escrito por Najwa Nimri, Emilio Tomé y Carlos Dorrego.

Con Alba Flores, Najwa Nimri, Anna Castillo y Kimberly Tell.

Músicos: Gonzalo Maestre y Marcos Sánchez.

Dirección: Fernando Soto / Dirección Musical: Najwa Nimri.

Coreógrafo: Zoe Sepúlveda / Diseño de sonido: Luis Drake / Diseño de escenografía: Alessio Meloni / Diseño de luces: Yahvé Ramos / Diseño de Vestuario: Belén Rstrollo / Audiovisuales: Dosdecadatres / Producción Ejecutiva: Lope García y Carlos Dorrego / Realización de escenografía: Neo Escenografía.

Producción: Royal Role / Co-producción: : Seda y Espai Rambleta.

SINOPSIS:

Las Vegas, Transilvania, qué más da. Miles de focos desafían a la noche: en nuestra ciudad inventada, la mayor estrella musical del momento es, sin lugar a dudas, Frank Sinatra. Una leyenda viva, un artista inmortal. Frank ha hecho crecer todo a su alrededor, dando forma a su particular mundo de neón, suelos brillantes, escaleras de mármol, abracadabras y bonitas palabras. La ciudad que acoge nuestros deseos sepultados.

En nuestra historia, Frank Sinatra ES Drácula. El crooner de voz embriagadora y seductor encanto. Estamos a finales de los años cincuenta y junto a sus amigos, Dean Martin y Sammy Davis Jr, son mundialmente conocidos como el “Drac Pack“.

El corazón palpitante de este mundo es el escenario sobre el que vive y canta Frank, congregando cada noche a cientos de admiradores. Sus actuaciones contagian al mundo su particular modo de entender la vida: hedonista y cruel, emocional, lujosa y extrema. Ya sabes: Este es el mundo de Frank, nosotros sólo vivimos en él.

Pero un secreto se esconde en su interior. Ha vivido todo lo que merece la pena ser vivido una y otra vez durante más de mil años. Está cansado, cansado de vivir después de tanto vivir. Y añora la luz del sol, lo único que le ha sido negado. Esta noche ha decidido llevar a cabo su último acto de libertad: morir. Sin embargo, antes necesita encontrar un heredero a quien dejar su lugar en el escenario. Él, mejor que nadie, sabe que el show debe continuar.

Mina es una joven que sueña convertirse en una gran estrella. Frank reconoce en ella un deseo feroz. Pero ningún sueño es gratis. Frank le dará a elegir entre la luz del sol o la luz de los focos. Mina elige sin dudar: lo quiere todo. Y lo quiere ya. Porque desear no es un pecado, Frank hará su sueño realidad. Y le regala un nombre, un nombre para volar: Marilyn, Marilyn Monroe.

Esta noche, Frank se despide de su público para siempre. Ha organizado un show muy especial: la última noche. Una despedida a la altura del mito. Para ello cuenta con Dean, con Sammy y con Marilyn. Por última vez se deja la piel en cada nota, en cada melodía, en cada paso de baile.

La noche está acabando y Marilyn duda de su decisión. La luz de los focos no es suficiente para calentar su alma. No sabe si podrá seguir sin él. Frank, mediante un rito hipnótico, le muestra el horror, la belleza, la fragilidad, el poder y la magia. Sólo tiene que mostrarse ante un público, su público, y regalarles algo que les recuerde qué es eso de estar vivos. Una canción.

Frank puede ahora desvanecerse con el sol de la mañana. que inunda el escenario como un fogonazo. En nuestros oídos resuenan todavía sus últimas palabras: “Podría seguir aquí subido eternamente. Pero quiero sentir la luz del sol en la piel una vez más. Morir debería ser tan fácil como… cantar una canción. A mí me ha costado más de mil años. Pero no lloréis, mis canciones seguirán vivas para siempre en cada uno de vosotros.

Marilyn, de pie, sola frente al público, ya está preparada para continuar la noche eterna junto a Dean y Sammy, haciendo lo único que saben hacer: cantar. Hasta el día en que el sol salga para siempre.

* * *

Han dicho del espectáculo:

Miguel Gabaldón (Notodo.com)

Julio Bravo (Abc)

Juan Ignacio García Garzón (Abc)

Javier Vallejo (El País)

Silvia S. (mewmagazine.com)

Y aquí, entrevistas en Rtve-La tarde cultural y Buenafuente.

Advertisements